English | Français | Español | русский
igc logoLog in

Resumen

NOTAS DESTACADAS

Debido más que nada al ajuste de las proyecciones para el maíz y el sorgo en África subsahariana, la previsión para la producción de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2018/19 se ha incrementado en 9 m. de t. desde el mes pasado, para situarse en 2.138 m. Dado que la cifra para el consumo sólo se ha aumentado ligeramente, la proyección para las existencias se ha incrementado en 6 m. de t. a 617 m., cifra que supone un descenso interanual de 29 m. La previsión para el comercio se ha recortado en 2 m. de t., con cifras más reducidas para el trigo, la cebada y el sorgo.

La proyección para la producción de cereales en 2019/20 se ha recortado levemente, a 2.177 m. de t. (+2% interanual), puesto que la mejora de las perspectivas para el trigo y la cebada no basta para compensar el deterioro de las previsiones para el sorgo y el maíz, sobre todo en Estados Unidos. La cifra para el consumo de cereales se ha reducido en 9 m. de t. a 2.192 m. (+1% interanual), debido en gran medida al ajuste de la proyección para el consumo de maíz tanto en Estados Unidos (piensos y usos industriales) como en China (piensos). La previsión para las existencias se ha incrementado en 15 m. de t. a 602 m. (-2% interanual); el aumento corresponde principalmente al trigo-maíz. La proyección para el comercio mundial se ha aumentado en 1 m. de t. a 369 m. (+1% interanual), gracias en gran medida a unas exportaciones más voluminosas de maíz.

Reflejando la subida de la proyección para la cosecha de Brasil, la previsión para la producción de soja en 2018/19 se ha incrementado en 1 m. de t. a 363 m., tratándose de un aumento interanual del 6% y de un nuevo máximo histórico. No obstante, y debido al recorte de la cifra para las existencias iniciales, la previsión para las existencias remanentes se ha reducido a 54 m. de t., aunque se sigue tratando de un volumen sin precedentes, gracias a la fuerte acumulación en Estados Unidos. La proyección para la producción en 2019/20 se ha recortado en 3 m. a 358 m. de t., cifra que representa un descenso interanual del 1%. La caída neta de la oferta se traduce en una proyección inferior para las existencias remanentes, que podrían experimentar una leve disminución interanual para situarse en 53 m. de t. La previsión para el comercio se ha reducido a 152 m. de t., cifra que se aproxima a la registrada hace un año.

Reflejando el ritmo más bien flojo de envío durante la primera parte de la campaña, la previsión para el comercio mundial de arroz en 2019 (enero/diciembre) se ha recortado en 0,5 m. de t. a 46,1 m., sin cambios respecto a la campaña anterior. Al incrementarse ligeramente la proyección para el consumo, la previsión para las existencias se ha recortado desde el mes pasado, aunque la nueva cifra sigue suponiendo un aumento interanual de 8 m. de t. Las primeras proyecciones para la oferta y demanda en 2019/20 apenas se han modificado desde abril, aunque la previsión para las existencias remanentes se ha reducido ligeramente, para situarse en 163 m. de t. Cabe esperar cierto aumento del comercio en 2020 gracias a una mayor demanda por parte de compradores en África.

Tras retroceder durante los primeros días del mes, el Índice de Cereales y Oleaginosas del CIC (GOI) ha experimentado una subida neta del 7% desde el último GMR, apoyado más que nada por las condiciones poco favorables para los cultivos en Estados Unidos.

(see chart)

(see chart)

VISIÓN GENERAL

Incorporando ciertos ajustes respecto al mes pasado, la producción mundial de cereales totales en 2018/19 sólo resultará ligeramente inferior a la del año pasado, estimándose ahora en 2.138 m. de t., dado que la cosecha más abundante de maíz (+34 m.) compensa en gran medida cierta caída de la producción de otros cereales, incluido el descenso de la cosecha mundial de maíz en 29 m. Ante la oferta más reducida y el aumento constante del consumo, cabe esperar que las existencias de cereales disminuyan en 29 m. de t. a 617 m., su nivel más bajo en tres años; alrededor de la mitad de esta caída corresponderá a los exportadores principales, y la otra mitad a China. Se prevé que el comercio mundial experimente un descenso global (-3 m. de t.), dado que el décimo aumento interanual consecutivo del comercio de maíz (+10 m. de t.) no bastará para contrarrestar cierta caída de los envíos de trigo (-5 m.), cebada (-4 m.) y sorgo (-4 m.).

Se espera que la producción mundial de cereales totales aumente en un 2% en 2019/20, para situarse en 2.177 m. de t., compensando así el descenso de las existencias iniciales y dando lugar a un leve aumento interanual de la oferta global. Aun así, y dado que el crecimiento del consumo superará el incremento de la oferta, se prevé que las existencias disminuyan por tercer año consecutivo, estimándose ahora en 602 m. de t., su nivel más bajo en cuatro años. Esta caída se atribuye exclusivamente al descenso de las reservas de maíz, que podrían alcanzar su volumen más bajo en seis años. En cambio, y tras disminuir durante la campaña anterior, es previsible que las existencias de trigo alcancen una cifra récord al cierre de 2019/20. El comercio de cereales podría aumentar en un 1% a 369 m. de t., superando ligeramente el máximo registrado hace dos años, gracias al incremento previsto de los envíos de trigo y cebada.

(see chart)

Con cosechas excepcionales en Argentina y Estados Unidos, la producción mundial de soja en 2018/19 se estima en una cifra sin precedentes de 363 m. de t., tratándose de un aumento interanual de 22 m. Debido al impacto de la peste porcina africana sobre los censos porcinos y sobre la demanda de harina de soja en China, el crecimiento interanual del consumo mundial se estima en sólo un 2%. Con la duplicación de las reservas de Estados Unidos, se prevé que las existencias mundiales aumenten en más del 20%. Las proyecciones para la oferta y demanda en 2019/20 no dejan de ser inciertas. Aun así, y suponiendo que las cosechas más abundantes previstas en el hemisferio sur compensen en cierta medida la caída en Estados Unidos, cabe esperar que la producción disminuya en sólo 5 m. de t., cifra que supera la media. Dada la situación actual en términos de políticas y demanda, las perspectivas para el consumo y el comercio no dejan de ser muy provisionales.

(see chart)

Reflejando las cifras más elevadas en varios exportadores clave, entre los que destaca la India, y también en algunos países de África subsahariana, la producción mundial de arroz en 2018/19 se estima en una cifra récord de 500 m. de t. El consumo se verá favorecido por la amplia oferta y por el crecimiento demográfico, y cabe esperar cierto aumento de las existencias, sobre todo en China y en la India. Aunque a estas alturas las perspectivas para 2019/20 no dejan de ser provisionales, se prevé que con la ampliación de la superficie sembrada en varios países asiáticos la producción alcance un máximo histórico de 504 m. de t. El consumo también podría elevarse a una cifra sin precedentes, gracias al incremento modesto de la demanda alimentaria, mientras que las existencias podrían aumentar en 5 m. de t. Dado el aumento previsto de la demanda en África, se espera cierta expansión del comercio mundial en 2020.

(see chart)

RESUMEN DE MERCADOS

El GOI del CIC experimentó cierta recuperación tras las pérdidas recientes, ganando un 7% a lo largo del mes, gracias a la persistentes lluvias, poco propias de la época, en la mayoría de las principales zonas productoras de Estados Unidos; la precipitación entorpeció de forma notable el progreso de la siembra de cultivos de hilera, y puede haber mermado tanto los rendimientos como la calidad del trigo de invierno.

(see chart)

(see chart)

El sub-Índice de trigo del GOI del CIC registró una fuerte subida a finales de mayo, ganando un 4% a lo largo del mes debido más que nada a la creciente preocupación por la humedad excesiva en Estados Unidos.

(see chart)

Apoyado por las condiciones muy adversas para la siembra en Estados Unidos, el sub-Índice de maíz del GOI del CIC subió en un 12% para alcanzar su valor más elevado en nueve meses, invirtiendo totalmente la tendencia bajista reciente.

(see chart)

Con pocos cambios en los proveedores principales, el sub-Índice de arroz del GOI del CIC se mantuvo bastante estable durante el mes de mayo.

(see chart)

El sub-Índice de soja del GOI del CIC ha ganado un 9% durante las últimas cinco semanas. La subida de los precios en Sudamérica reflejaba en parte la recuperación de las compras por parte de China, mientras que el avance en Estados Unidos se atribuía al retraso notable de la siembra.