English | Français | Español | русский
igc logoLog in

Resumen

NOTAS DESTACADAS

La previsión para la producción de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2019/20 se mantiene en 2.159 m. de t., dado que el aumento de la cifra para cebada en 3 m. (principalmente para Rusia y Siria) se ve compensado por el recorte de las proyecciones para maíz, sorgo, trigo y avena. Debido a las condiciones atmosféricas poco favorables, la previsión para la producción de cereales en Australia se ha reducido en 3 m. de t. desde el mes pasado, más que nada para reflejar el deterioro de las perspectivas para el trigo y el sorgo. Al incrementarse la proyección para el trigo en 2 m. de t., la previsión para la producción de cereales totales en la UE se sitúa en su nivel más elevado en cuatro años. El pronóstico para el consumo no se ha modificado desde el mes pasado, y el aumento de la proyección para las existencias remanentes mundiales (conjunto de campañas locales de comercialización) en 3 m. a 601 m. de t., refleja unas existencias iniciales más abundantes de lo anteriormente estimado, sobre todo en Estados Unidos (principalmente maíz) y en Canadá (trigo). El comercio en 2019/20 (julio/junio) se sigue estimando en 370 m. de t., cifra que supone un incremento interanual del 1%.

Las proyecciones para la oferta y demanda de soja en 2018/19 apenas se han modificado; se prevé que la fuerte acumulación en Estados Unidos se traduzca en unas reservas remanentes récord, que podrían incrementarse en 10 m. de t. a 54 m. Dado que el modesto recorte de las cifras para Estados Unidos y Argentina sólo se ve compensado en parte por aumentos para otros países, la proyección para la producción mundial en 2019/20 se ha reducido en 2 m. de t. a 342 m., cifra que representa un descenso interanual del 6%. Reflejando el leve aumento de la previsión para el consumo, la estimación para las existencias remanentes se ha recortado en 3 m. de t. a 38 m.; la caída interanual de casi el 33% se atribuye al descenso notable de las reservas en Estados Unidos. Se espera que el comercio mundial aumente en 1 m. A 150 m. de t.

Los indicadores fundamentales del mercado mundial de arroz en 2018/19 apenas se han modificado desde agosto, y es previsible que la producción, el consumo y las existencias se eleven a máximos históricos. La proyección para la producción mundial en 2019/20 se ha recortado ligeramente desde el mes pasado para situarse de nuevo en una cifra récord de 500 m. de t., sin cambios respecto a la campaña pasada. El crecimiento demográfico se perfila de nuevo como el motor principal de la demanda, provocando un aumento adicional del consumo; la oferta se verá favorecida por unas existencias iniciales abundantes, y se espera que las reservas al cierre se incrementen en un 2% a 178 m. de t. El comercio podría recuperarse en 2020, gracias a la demanda más sólida desde varios compradores en África.

El Índice de Cereales y Oleaginosas del CIC (GOI) ha ganado un 1% desde el último GMR, ya que el incremento de los precios de exportación para el trigo y el maíz sólo se vio contrarrestado en parte por la caída de los precios de la soja y del arroz.

(see chart)

(see chart)

VISIÓN GENERAL

Se prevé que la producción mundial de cereales totales (trigo y cereales secundarios) aumente en 2019/20 en un 1% para situarse en 2.159 m. de t., su segunda cifra más elevada de la historia. La cosecha de trigo podría alcanzar una cifra récord (+30 m. de t. respecto a la campaña pasada) mientras que la producción de cebada se estima en su nivel más elevado en 11 años (+14 m.); en cambio, cabe esperar cierto descenso de la producción de maíz (-31 m.). El aumento de la producción se verá compensado en su totalidad por unas existencias iniciales más ajustadas, por lo que la oferta total a nivel mundial apenas experimentará cambios respecto a la campaña pasada. Se prevé que el consumo de cereales totales crezca en un 1% a 2.186 m. de t., gracias más que nada a una mayor demanda de trigo y cebada para piensos. La amplia oferta de trigo y cebada a precios competitivos frenará la demanda de alternativas, entre ellas el maíz. Las existencias mundiales podrían disminuir por tercer año consecutivo, para situarse en 601 m. de t., (descenso interanual de 26 m.), puesto que una nueva caída de las reservas remanentes de maíz (a su nivel más bajo en seis años) compensará el aumento de las existencias tanto de trigo (estimadas en una cifra récord) como de cebada (que alcanzarán su cifra más elevada en 10 años). Es previsible que el comercio mundial (julio/junio) se incremente en un 1% a 370 m. de t., debido en gran medida a unos envíos más abundantes de trigo y cebada.

(see chart)

Reflejando la producción récord, las existencias mundiales remanentes de soja al cierre de 2018/19 se estiman en un máximo histórico de 54 m. de t. (44 m.), duplicándose las reservas de Estados Unidos. Debido a la caída de la producción en Estados Unidos, se espera que la cosecha mundial disminuya en 2019/20 en un 6% a 342 m. de t. Sin embargo, la siembra acaba de iniciarse en Sudamérica, y persiste la incertidumbre respecto a la superficie sembrada sobre todo en Argentina, por lo que las perspectivas no dejan de ser muy provisionales. Se prevé que el consumo se eleve a una cifra récord, con un incremento modesto de la demanda tanto en Asia como en los exportadores principales; como consecuencia, es previsible que las existencias remanentes disminuyan de forma notable, reduciéndose en casi un 40% en Estados Unidos. Cabe esperar que la demanda mundial de importación crezca en un 1%, tratándose de un ritmo de crecimiento inferior a la media.

(see chart)

Se espera que el comercio mundial de arroz disminuya en 2019 en un 4%, ya que la caída notable de las entregas al Lejano Oriente asiático – incluidos los mercados clave de Indonesia y China – sólo se verá compensada en parte por un aumento de los envíos a África. Consolidando los aumentos de la campaña anterior, las proyecciones indican cifras récord para la producción, el consumo total y las existencias en 2019/20. Con la acumulación prevista en China y en los exportadores principales, las existencias conjuntas podrían incrementarse en 4 m. de t. para situarse en un máximo histórico de 178 m. Se prevé cierta recuperación de la demanda mundial de importación en 2020, al aumentarse las entregas a África subsahariana. Cabe esperar cierta competencia de China en los mercados africanos, por lo que los envíos de India y Tailandia podrían resultar inferiores a los máximos registrados en campañas pasadas.

(see chart)

RESUMEN DE MERCADOS

Apoyado por la subida tanto del trigo como del maíz, el GOI del CIC avanzó ligeramente tras las fuertes pérdidas de los dos meses anteriores, ganando un 1% a lo largo del mes.

(see chart)

(see chart)

El sub-Índice de trigo del GOI del CIC registró una subida neta del 6%. La caída inicial, provocada por la amplia oferta mundial, se ha anulado posteriormente gracias a una serie de licitaciones nuevas de exportación y a la creciente preocupación por las perspectivas para la producción en Norteamérica.

(see chart)

Tras descender a principios del mes a su nivel más bajo en más de 10 años, el sub-Índice de maíz del GOI del CIC avanzó posteriormente, ganando un 2% neto a lo largo del mes, apoyado por la fuerza de otros mercados y por las implicaciones de la previsión para la producción en Estados Unidos.

(see chart)

El sub-Índice de arroz del GOI del CIC perdió un 2% a lo largo del mes; los precios se vieron presionados por la falta de demanda con anterioridad a la recolección de la cosecha principal en varios exportadores clave.

(see chart)

La caída de los precios de exportación en Sudamérica superó la ligera subida registrada en Estados Unidos, y el sub-Índice de soja del GOI del CIC experimentó un descenso neto del 1%.