English | Français | Español | русский
igc logoLog in

Resumen

NOTAS DESTACADAS

La previsión para la producción de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2019/20 se ha incrementado en 5 m. de t. desde el mes pasado, para situarse en 2.162 m., debido más que nada al aumento de la cifra para el maíz. Con unos rendimientos superiores a lo esperado, pero un ligero descenso de la superficie cosechada, la proyección para la producción de maíz en Estados Unidos se ha incrementado en 3 m. de t. a 345 m. (366 m. el año pasado). Las previsiones para la UE y Ucrania se han aumentado, y la cosecha mundial de cebada se estima ahora en una cifra récord. La proyección para el consumo de cereales totales se ha incrementado en 4 m. a 2.188 m. de t.; el aumento interanual del 1% se atribuye más que nada a una mayor demanda de maíz. Aunque el pronóstico para las existencias remanentes de cereales se ha aumentado en alrededor de 2 m. de t. para reflejar cierto crecimiento de las reservas de maíz y cebada, se sigue esperando que las existencias mundiales disminuyan por tercer año consecutivo. La previsión para el comercio ha ascendido en 0,8 m. de t., con cifras más elevadas tanto para el maíz como para el sorgo.

Se prevé que la superficie mundial de trigo para la cosecha de 2020/21 se amplíe en un 1% a 218 m. de ha. Las operaciones agrícolas de otoño se vieron entorpecidas por las lluvias en algunos países de la UE, y sobre todo en el Reino Unido y Francia. Debido a las condiciones secas, los cultivos recién sembrados en Ucrania se encuentran mal establecidos con anterioridad a la llegada del invierno, y se ha notificado una reducción notable de la superficie. En cambio, se espera que aumente la superficie cosechable en Rusia. Está a punto de concluirse la siembra en Estados Unidos, donde la superficie se mantendrá en torno a mínimos históricos. La superficie mundial de colza podría experimentar un aumento interanual de casi el 3%, al incrementarse la siembra tanto en la UE como en la región del Mar Negro.

La previsión del Consejo para la producción mundial de soja en 2019/20 se mantiene en un máximo histórico de 341 m. de t.; el descenso interanual del 5% refleja la caída de la producción en Estados Unidos. La proyección para el consumo apenas se ha modificado pero, con una cifra más elevada para las reservas iniciales, la previsión para las existencias remanentes se ha aumentado en 3 m. de t. a 35 m. La disminución interanual de las existencias en casi un 33% se atribuye más que nada a la fuerte reducción en Estados Unidos. El crecimiento modesto de las entregas previstas a China se verá compensado por la caída de las ventas a otros países, por lo que la proyección para el comercio se mantiene estable en 151 m. de t.

Reflejando en gran medida el lento ritmo persistente de los envíos desde la India y Tailandia, la previsión para el comercio mundial de arroz en 2019 se ha recortado en 1,0 m. de t. a 43,5 m., tratándose de un descenso interanual del 6%. La producción mundial en 2019/20 se estima en 500 m. de t., cifra que se aproxima a la registrada la campaña pasada. La proyección para el consumo se ha incrementado ligeramente desde el mes de octubre, por lo que el pronóstico para las existencias mundiales se ha aumentado en 1 m. de t. a una cifra sin precedentes de 180 m., que representa un incremento interanual de 6 m. La previsión para el comercio en 2020 se ha reducido ligeramente, a 45,4 m. de t., aunque se sigue tratando de una modesta recuperación interanual.

El Índice de Cereales y Oleaginosas del CIC (GOI) ha descendido en un 1% desde el último GMR, con caídas para el trigo, la soja y el arroz; en cambio, ha subido el índice del maíz.

(see chart)

(see chart)

VISIÓN GENERAL

Se prevé que la producción mundial de cereales totales (trigo y cereales secundarios) aumente en 2019/20 en un 1% para situarse en 2.162 m. de t., ya que las cosechas más abundantes de trigo y cebada (con una producción récord), compensarán con holgura cierta caída de la producción de maíz. La cosecha mundial más abundante servirá para contrarrestar en gran medida la caída de las existencias iniciales a su nivel más bajo en tres campañas, por lo que la oferta total sólo experimentará un leve descenso interanual. Se espera que el consumo de cereales totales se eleve a un nuevo máximo histórico de 2.188 m. de t. (+1%), gracias al aumento de la demanda destinada a alimentos, piensos y usos industriales. Las existencias mundiales de cereales podrían disminuir en 26 m. de t. a 594 m., su cifra más baja en cinco años. La caída se atribuye exclusivamente al descenso de las reservas de maíz (-39 m. de t.), con reducciones en Estados Unidos (-7 m.), China (-21 m.) y la UE (-2 m.). Las existencias remanentes de trigo podrían alcanzar un nivel sin precedentes históricos, aunque la acumulación se centrará principalmente en China y en la India, mientras que las reservas conjuntas de los exportadores principales apenas experimentarán cambios interanuales. Cabe esperar que el comercio (julio/junio) de cereales se eleve a un nuevo máximo histórico de 375 m. de t. (+3%), con envíos más voluminosos de trigo, maíz, cebada, sorgo y avena.

(see chart)

Dado que la cosecha más reducida en Estados Unidos – la más baja en seis campañas - sólo se verá compensada en parte por aumentos potenciales en otros países, entre ellos Brasil, es previsible que la producción mundial de soja disminuya en un 5% en 2019/20 para situarse en 341 m. de t. Con un aumento modesto de la demanda destinada a piensos, alimentos y usos industriales, sobre todo en Asia y las Américas, se espera que el consumo ascienda a un nuevo máximo, aunque el índice de crecimiento interanual del 2% resulta muy inferior al registrado en períodos anteriores. Debido en gran medida a la reducción de las reservas en Estados Unidos, las existencias remanentes podrían disminuir en un 33% a 35 m. de t. El aumento de las entregas a China y a otros muchos mercados compensará la caída de las ventas a Sudamérica, por lo que el comercio apenas experimentará cambios, estimándose ahora en 151 m. de t.

(see chart)

La caída de la demanda en varios compradores asiáticos clave sólo se verá contrarrestada en parte por un leve aumento de la demanda de importación en África subsahariana, y se prevé que el comercio mundial de arroz descienda en un 6% en 2019 (enero/diciembre), a 43,5 m. de t. Como consecuencia, cabe esperar cierta disminución de las ventas desde la India y Tailandia. Por el contrario, las exportaciones de China podrían registrar un notable aumento interanual al incrementarse las entregas a África. La producción mundial se mantendrá bastante estable en 2019/20, puesto que las cosechas más reducidas en la India y en China quedarán compensadas por un aumento de la producción en otros países, mientras que las existencias podrían alcanzar un nuevo máximo histórico, con una acumulación notable en los productores principales. Pese a la recuperación prevista, el comercio se mantendrá muy por debajo de los máximos anteriores.

(see chart)

RESUMEN DE MERCADOS

El GOI del CIC retrocedió en noviembre, ya que la subida de los precios de exportación del maíz se vio superada por la caída de los precios de trigo, soja y arroz.

(see chart)

(see chart)

Los precios mundiales acusaron la presión de la amplia disponibilidad, y el sub-Índice de trigo del GOI del CIC ha perdido un 3% desde el GMR del mes de octubre.

(see chart)

La subida neta de los precios en Sudamérica, atribuible a la fuerte demanda persistente de exportación, compensó con holgura la caída de los precios en Estados Unidos, y el sub-Índice de maíz del GOI del CIC ganó un 2% a lo largo del mes.

(see chart)

El sub-Índice de arroz del GOI del CIC perdió un 1%. Los mercados se mostraron generalmente poco activos, ya que los compradores esperaban la llegada de arroz de la nueva cosecha desde la India y Tailandia.

(see chart)

Con descensos modestos en todos los orígenes principales, el sub-Índice de soja del GOI del CIC perdió un 2% durante el mes de noviembre.